De niña me encantaban las fábulas y recuerdo haber leído libros grandotes con hermosos dibujos. Y siempre con el reto de ver qué es lo que ellas querían transmitirnos. La fábulas de Esopo, de Samaniego entre otras eran literalmente deboradas por mis ojos de niña y leyéndoselas a mi hermana más chica.
Ahora comienzo con las fábulas de Samaniego e invito a mis amigas a ilustrarlas para recrear los ojitos de los niños que pasen por mi blog.
¿Quién era Samaniego?
Nació de noble familia vasca en La Guardia, en la Rioja Alavesa, el 12 de octubre de 1745. Abandonó los estudios de derecho en Valladolid, y viajó por Francia. Su tío, el Conde de Peñaflorida, fundó la Sociedad Vascongada de Amigos del País, la primera sociedad económica de España; y para los alumnos del seminario que la Sociedad mantenía en Vergara compuso Samaniego, socio también, las Fábulas morales, su obra más conocida, derivada sobre todo de La Fontaine. Su vida retirada no le evitó escaramuzas con la Inquisición ni el verse envuelto en polémicas contra Huerta y Tomás de Iriarte. Murió en La Guardia el de agosto de 1801.

Bueno y ahora una de sus fábulas:

LOS GATOS ESCRUPULOSOS

¡Qué dolor!, por un descuido
Micifuf y Zapirón
se comieron un capón*,
en un asador metido.
Después de haberse lamido
trataron en conferencia,
si obrarían con prudencia
en comerse el asador.
¿Le comieron? No señor.
Era caso de conciencia.



*Pollo que se castra cuando es pequeño, y se ceba para comerlo.

¿Algún comentario?

Publicar un comentario

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen