Yerba al mate ya le puse,
un mate de calabaza,
si vas a salir de casa
acá te lo doy, tomate
un mate de esos sabrosos.
En cualquier mate que uses
verás que la yerba late
con un sonido espumoso.
No es té ni jugo ni tampoco chocolate
lo que te sirvió mi mano
con agua que no se hirvió.
Yo te preparé, hermano,
una bebida exquisita
que le ofrezco a las visitas
porque también bebo yo.
Mirá vos la elegancia
que tiene esta bombilla,
fijáte bien cómo brilla
en contacto con la yerba
que ayer alguien cosechó
en tierra colorada y selva
no aquí a la vuelta, no.
Y mientras en Buenos Aires
El mate sigue sus bailes
yendo de una mano a otra
y de una boca a otra boca
lo que yo pienso es así
y no es un disparate.
¡qué bueno que exista el mate!
¡Gracias, gente guaraní!

Adela Basch.
Nació en Buenos Aires, en 1946. Estudió la carrera de Letras en la Universidad de Buenos Aires y, en 1979, estrenó su primera obra de teatro, “Abran cancha, que aquí viene don Quijote de La Mancha”. Su primer libro publicado fue Oiga, chamigo aguará, al que le siguió El planeta de los aljenfios, que en la actualidad es parte de un volumen de cuentos titulado Saber de las galaxias.
Entre sus libros de narrativa y teatro se pueden mencionar Colón agarra viaje a toda costa, José de San Martín, caballero del principio al fin, Una luna junto a la laguna, ¡Que sea La Odisea!, Llegar a Marte y ¿Qué es esto gigantesco?

¿Algún comentario?

Publicar un comentario

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen