Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic 

 Termas de Talacasto - San Juan
Un pedacito de mi tierra

Esta leyenda fue legada a los blancos  por los indios Huarpes que poblaron el Valle de Tucuma o Tulum, descendientes directos de los Incas  que invadieron el territorio con el príncipe  Sinchisuca  a mediados del siglo XV. Reinaba en el Perú  (1454) el Inca Tupac Yupanqui. atraído este por la riqueza de Chile, decidió su conquista, enviando al mencionado príncipe al frente  de 10.000 hombres.         
Una pareja de jóvenes indios, de físico singularmente esbelto, se amaban con ternura  y, tomados de la mano, caminaban a menudo juntos por los senderos del valle .      
Un día apareció ante  si vista  un ejército desconocido  e inquietante, que reducía al silencio toda  pretensión de desobediencia. Era la invasión incaica .
Se produjo entonces la heroica resistencia del huarpe . Después de hacer pagar un
elevado precio  a los intrusos, finalmente su sangre se unió  con  la quechua .
El huarpe enamorado vio  llevarse a su amada por sacerdotes incas  y siguiendo las huellas  de los capotes los avistó  en la quebrada que más tarde se llamaría Talacasto. En ese lugar, sin haber probado alimento alguno,  extenuado  por la larga marcha, lleno de angustia, encono  e impotencia, cayó de rodillas pidiendo a ”Chiamenta”  un justo castigo para los enemigos. 
Se desencadenó una fuerte tormenta  que, seguida de una copiosa lluvia, prolongada varios días, provocó un desbordamiento  de las aguas. Se cumplió el sueño de desquite del joven indio   pues murieron ahogados los sacerdotes incas, pero ese desenlace  también alcanzó a su amada.   El indio comenzó a llorar amargamente  al ver su cadáver flotando en las aguas. 
Después de varios días de llanto y gemidos, éstos se apagaron  siempre junto con su vida.  La leyenda termina diciendo  que en el lugar donde murió el joven indio, nació una vertiente que se llamó “Aguada de Talacasto".
Las lágrimas del enamorado, cuyas cenizas se mezclaron con la tierra del lugar, surgieron en forma de manantial.
Chaimenta: en Huarpe, Dios

¿Algún comentario?

Publicar un comentario

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen