Mis hermanos se fueron poco a poco:
se llevaron la casa, la mujer, la calle al hombro,
el oro más soñado y no la infancia.

¿Qué hacía yo, en tanto, qué diablos dió mi pluma?
Me puse a dibujar en los cuadernos
las mujeres más bellas de la tierra
que sólo lloraban en mis versos.

Mi vida fue en las letras, no en la vida.
Desconfié del amor, de la amistad, de la experiencia;
viví ciego entre idiotas e inocentes.
Mi sueño fue pasto de los perros,
mi ternura una llama como llaga

A falta de la vida la he inventado;
a falta de un padre he sido el hijo;
a falta del hijo soy la ruina.
Marco Antonio Campos

6 Comentarios:

ana dijo...

Mi vida fue en letras. Quizás no lo haya entendido, pero me pareció un poco triste que alguién tenga que invetar su vida. Quizás fue porque la real le dolió demasiado. No sé.

Mi niñaaaa un besito muy fuerte y feliz fin de semanaaaaaa.

Cornelivs dijo...

"Desconfié del amor, de la amistad, de la experiencia;
viví ciego entre idiotas e inocentes.
Mi sueño fue pasto de los perros...".

Bello pero duro poema, que narra un desencanto vital extraordianario. Muy triste, tristisimo, que pena.

Un enorme abrazo de esperanza...! Y un beso!

Sensaciones dijo...

Mi niña... es triste pero qué hermoso es...

Un beso y feliz finde!!

Carla dijo...

Un texto triste, intenso.
Muy bueno!

Tereza dijo...

A veces los que nos dedicamos a las letras escribimos sobre lo que nos hace falta y lo vivimos en nuestra imaginacion, creamos un mundo solo para nosotros porque en el que estamos es demasiado triste y buscamos algo mejor.

Paseo de Letras dijo...

Hola Noe, precioso con algo de tristeza, me ha encantado....
Gracias por tus visitas.
Estoy de vuelta.
Abrazos

Publicar un comentario

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen