Señora, flor de azucena,
claro viso angelical,
vuestro amor me da gran pena.
Muchas en Extremadura
vos han gran envidia pura,
de cuantas han hermosura:
dubdo mucho si fue tal
en su tiempo Policena.

Fizo vos Dios delicada,
honesta, bien enseñada:
vuestra color matizada
más que rosa del rosal,
me tormenta e desordena.

Donaire, gracioso brío,
es todo vuestro atavío,
linda flor, deleite mío;
yo vos fui siempre leal
más que fue Paris a Elena.

Vuestra vista deleitosa
más que lirio nin que rosa
me conquista, pues non osa
mi corazón decir cuál
es quien así lo enajena.

Complida de noble aseo,
cuando vuestra imagen veo,
otro placer non desseo
sinon sofrir bien o mal,
andando en vuestra cadena.

Non me basta más mi seso,
pláceme ser vuestro preso;
señora, por ende beso
vuestras manos de cristal,
clara luna en mayo llena. 

Alfonso Alvarez de Villasandin

6 Comentarios:

Carla dijo...

Que hermoso poema de Alfonso Alvarez... muy bello

Sensaciones dijo...

Vengo a desearte un feliz lunes, mi niña
y a decirte que me encantó tu elección de hoy.

Un beso grande!!!

Manolo Jiménez dijo...

Otro autor que no conocía y ahora tengo que leer. Gracias por ser tan generosa con tus conocimientos.

Abrazos.

Cornelivs dijo...

Bonita forma de comenzar la semana, amiga: con una preciosidad de poema como la que hoy nos traes.

Besos...!!!

Arwen dijo...

Me ha gustado mucho Noe...no conocia este autor y escribe muy bien...besitosss preciosa

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Todo primor y virtud, esa señora, digna de mil poemas.
Un saludo

Publicar un comentario

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen