Enséñales a los niños a creer en los ideales,

y que aquellas cosas que no se ven,

también son realidades.


Decirles que el amor no se ve,

pero se puede sentir,

que la música tiene una explicación,

pero que las melodías salen del corazón.


Enséñales a tener esperanzas,

pues todos los días sale el sol.

Y no le digas que sale porque existe

una ley de gravedad, o que el sistema solar

se mantiene por una perfecta estabilidad

de las fuerzas centrifugas y centrípetas.


Enséñales que el sol sale porque Dios

trae la luz por esa estrella resplandeciente.


Enséñales el respeto por las cosas

simples y por la naturaleza.


Enséñales a rezar, a cerrar los ojitos

y que se imaginen a su ángel guardián

que los protege y los guía.


Enséñales todos los días a trabajar

en un pequeño proyecto, diferente siempre.


Estimula su creatividad con sus juguetes

y con otros juguetes que ellos mismos puedan crear.


Enséñales a sonreír y siempre acarícialos,

sean quienes fueran esos niños,

porque no sabes en qué pueden convertirse mañana,

tal vez sean ellos quienes te den su mano amiga,

o te nieguen el saludo cuando menos lo esperes.

Tal vez sean tu médico, tu amigo, tu asaltante, o tu juez.


Enséñales que la vida es aprender a ser feliz,

y que la vida nos dará muchas alegrías,

pero nosotros debemos darle también un sabor a la vida.


Enséñales que debemos darle un poco de alegría

a todas las cosas, y que todo lo que llegue

a nuestras manos o a nuestra vida,

siempre debemos dejarlo mejor

de lo que estaba cuando lo encontramos.


Enséñales que todo aquello que tome contacto

con nosotros debe siempre mejorar.


Enséñales el valor del respeto, de la fe,

de la confianza, enséñales a ser inteligentes

y que no desdeñen sus sentimientos,

enséñales a amar y que en todo momento

sepan que tienen el derecho de vivir,

y ser cada uno lo que en su vida quiera ser.


Enséñales que cuando sean grandes

deben querer y respetar a los futuros niños.

de la red

5 Comentarios:

Ana dijo...

Me apunto tu post enterito...Me ha encantado Noe...

Muchos besitos preciosa.

Cornelivs dijo...

Asi es; enseñemosles todas esas cosas.

Pero...¡aprendamos tambien de ellos!

Besos.

Anouna dijo...

Que belleza!!! Noe, que importante son nuestros niños, TODOS!!! Fui feliz, viendo a mis hijos crecer, dejé proyectos personales para cuidar de ellos y no perderme centímetro a centímetro su crecimiento en todo sentido. Hoy ya mayorcitos, bueno ni tanto, sigo con ellos pero ya más mirando el fruto de sus actos, y me maravilla ver cómo me han superado en todo. Ahora yo siento que aprendo más de ellos, y me siento feliz de que así sea.

Nuestros niños merecen cada punto anotado en tu post amiga. Ellos merecen el cielo, la luna y las estrellas, por supuesto, el Sol también.

Abrazos enormes, muchos!! Gracias por tu saludo de ánimo, me dio alegría verte.

Anouna

Manolo Jiménez dijo...

Este texto debían entregarlo en los hospitales junto al bebé que llevamos para casa.

Y tenerlo siempre presente, siempre.

Abrazos.

salvadorpliego dijo...

Precioso y para aplaudirlo. Te felicito.

Un placer leerte.

Publicar un comentario

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen