Esta antigua leyenda sanjuanina cuenta que Mariana era un hermosa india que de vez en cuando aparecía por el pueblo, pero que nadie sabia adonde vivía .Ella no hablaba con nadie, llegaba al poblado y vendía unas pepitas de oro que traía en una bolsa. Luego se marchaba silenciosa.

Esta actitud sumada a que en el pueblo desconocían de donde venia y hacia donde iba, hicieron que fuese creándose un misterio en torno a ella. Unas mujeres dijeron que la habían visto hablando con los animales, pero los hombres no les creyeron. Inclusive, dicen que un campesino se atrevió a preguntarle de dónde sacaba las pepitas de oro y que ella respondió.

- de un pocito . y apuró su paso.

Para descansar, se recostaba a la sombra de un árbol que parecía haber elegido con ese fin, porque era siempre el mismo. Se alimentaba de frutas silvestres.

Una noche, unos bandidos que la habían estado vigilando con el propósito de robarle el oro, la sorprendieron dormida debajo del árbol e intentaron tomarla por asalto pero, de la nada, un enorme perro con ojos que lanzaban fuego, se abalanzó sobre el grupo hasta espantarlos.

Dicen que el mismo grupo, tomando más precauciones, decidió seguirla para descubrir de dónde provenía el oro.  La leyenda cuenta que se internaron en el cerro y que nunca más aparecieron.

El nombre del departamento de Pocitos (San Juan) tiene su origen en esta leyenda. Al parecer, fue allí que la india habló con el campesino y le dijo de dónde sacaba el oro.

















Monumento a la India Mariana en el departamento
Pocito

10 Comentarios:

estoy_viva dijo...

Que leyenda mas bonita me sorprendes siempre con algo digno de ser leido.
Un placer leerte
Con cariño
Mari

Paco Alonso dijo...

Excelente la historia que nos acercas.
Siempre es un placer visitar tu espacio.
Gracias por compartir.
Cálido abrazo.

Ana dijo...

Que bonita leyenda...Gracias por compartirla.

Muchos besitos preciosa.

Manolo Jiménez dijo...

Las leyendas que traes siempre tienen algo debajo, siempre dan para pensar.

Esta aúna belleza y mensaje.

Abrazos, amiga.

Julia Ester Cerles dijo...

Hola Noe. Paso por aquí a dejar mi agradecimiento por tu visita y comentario, y encuentro que desearé volver. Me parece muy interesante tu iniciativa de hacernos conocer cosas de nuestra tierra. Me encantó.
Cariños, vuelvo prontito.

El Ente dijo...

preciosa leyenda y mi agradecimiento por compartirla, ya que la desconocía...

muchas gracias y besos

javascript:void(0) Anónimo dijo...

Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salv@.

Romanos 10.

ana sáenz dijo...

es una leyenda preciosa, sin duda mientras más antigua más bonita

un abrazo

hargos dijo...

como me encantan tus relatos, pero creo que ya lo sabes un besito desde cerquita, cada dia mas

Arwen dijo...

Preciosa la leyenda amiga mia...muchas gracias por compartirla cielo...un abrazoooo muy fuerte

Publicar un comentario

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen