Nuestro comprovinciano siempre ha despertado odios y amores, odios: por sus pensamientos políticos y su pluma tan filosa; amores: por todo lo que construyó en pos de la educación no solo de nuestra Nación sino que de toda Latinoamérica.
Fue y sigue siendo una persona polémica, pero no por ello es de destacar su múltiples logros y su ser multifacético.
Pero quiero rescatar un artículo publicado en el períodico local Diario de Cuyo, la importancia que para él tenía la integración desde la cultura y la educación de Latinoamérica.

Acá el artículo:

BICENTENARIO DE SARMIENTO / LOS ANDES - CHILE

El rescate de la historia


"¿Acaso nadie sabe que acá enseñó y vivió uno de los más grandes educacionistas que vio América?", le dijo la escritora chilena Gabriela Mistral, al presidente de ese país, Pedro Aguirre Cerdá, 90 años después del paso de Sarmiento por Los Andes. La pregunta, con tono de reproche por la falta de memoria, la hizo una mujer que luego fue premio Nobel de Literatura y enseñó en ese pueblo, en un aula con pisos de madera, a pocas cuadras de donde lo hizo Sarmiento.

Quizás Gabriela Mistral fue la primera en darse cuenta de la falta de reconocimiento hacia el sanjuanino. Un reconocimiento que todavía intentan realizar en el pueblo cordillerano. Una deuda pendiente es la colocación de una placa recordatoria en la habitación del edificio de la Gobernación, pero otra es la restauración de la estación del Ferrocarril de Los Andes, donde se encuentra el mural realizado en 1953 por el pintor y muralista chileno, Gregorio de la Fuente. El mural a la Fraternidad Chileno Argentina, está en el salón central de la estación, y tiene una belleza de colores que con los años y la falta de mantenimiento, se están destiñendo. En él aparecen un gaucho y un guaso uniendo ambos países. Entre el rostro de los héroes que pintó De la Fuente, sobresale el de Sarmiento, y un poco más abajo, el de su admiradora Gabriela Mistral.

Hoy, este lugar tiene rotas las ventanas, sus paredes están cubiertas de grafitis y es refugio de vagabundos. La estación ya no recibe figuras de renombre como en sus tiempos de gloria, pero sobran las jaurías de perros abandonados, y algún que otro curioso que se acerca para ver el lugar que funcionó durante 74 años, que fue vital para la comunicación terrestre de Chile y que ahora tiene poco más de cien años de haber sido inaugurado. En 1998 intentaron rescatar el lugar y restauraron el mural. Hasta juntaron firmas para que se declarara Monumento Histórico. Desde entonces, el proyecto de rescate se encuentra estancado.


Mural de la fraternidad Chileno-Argentina, por el pintor chileno De La Fuente


Nota: Sarmiento por problemas políticos se asiló en Chile por segunda vez,  y rumbo a ese país en compañía con su padre talló en la roca de los cerros zondinos la siguiente frase:
"ON NE TUE POINT LES IDÉES", "LAS IDEAS NO SE MATAN"

Comentario:

Manolo Jiménez dijo...

Volvemos a aprender la rica historia que tan bien nos cuentas y tantas sorpresas nos trae.

Las ideas no se matan... vaya frase.

Abrazos.

Publicar un comentario en la entrada

Mis pequeños soles te dan las gracias por tus palabras

Compartir: Agregar a Technorati Agregar a Reddit Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Blinklist Agregar a Google Agregar a DiggIt! Agregar a Meneame
Photobucket
ANIVERSARIO DEL MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD
En la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos”. “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. "Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos”. Ghandi

Soles que me siguen